Cómo editar el primer borrador de una novela

Escultor

Escultor

Si hemos seguido los pasos para planear la novela y los consejos para escribir el primer borrador, debemos tener, en estos momentos, un borrador bastante sólido. La novela debe estar bien estructurada y las escenas que la conforman deben estar ya escritas. Sin embargo, el primer borrador está, en estos momentos, lleno de errores de ortografía, puntuación y gramática. Asimismo, algunos de los pasajes no se leen tan bien como quisiéramos. Para corregir todos estos errores y para mejorar esos pasajes, vamos a invertir una gran cantidad de tiempo en editar el primer borrador.

En la edición tenemos muchas tareas por realizar, así que es mejor pensar en la edición como un proceso en tres etapas:

  1. Edición
  2. Reescritura
  3. Revisión

En este artículo vamos a hablar de cada etapa y de cómo cada etapa ayuda a pulir el texto que escribimos en el primer borrador. Pero antes de comenzar con la primera etapa, quiero recalcar que es aconsejable dejar un tiempo prudencial entre la escritura del primer borrador y la edición. Dos semanas o un mes, me parece, es tiempo suficiente para alejarse lo suficiente del texto y leer la novela como un editor. En esos dos meses, escribamos cuentos y poemas.

La edición: una primera lectura

La primera edición del borrador es quizá el paso más extenso y extenuante en la escritura de una novela. En esta primer edición vamos a leer oración por oración, en voz alta si podemos, y vamos a realizar tres tareas:

  1. corregir los errores básicos,
  2. anotar los pasajes que necesitan ser reescritos,
  3. mejorar las oraciones que necesitan trabajo y
  4. revisar los detalles.

La primera tarea es corregir los errores básicos de ortografía, gramática y puntuación. Uno de los consejos que se dieron en el artículo sobre la escritura del borrador fue el de no detenerse a corregir o editar mientras se escribía. Esto ayuda a facilitar la creación de las escenas y evita el bloqueo mental. Pero, desafortunadamente, produce un texto con errores de tipografía. Estos errores son los que vamos a corregir en esta primera lectura: tildes, letras repetidas o ausentes, comas, puntos  y todos aquellos errores de ortografía y puntuación.

Errores

Errores

Es menos frecuente cometer errores de gramática. Pero estos errores también vamos a corregirlos en esta etapa. La corrección de la gramática nos va a ayudar a mejorar la calidad de cada oración.

Lo segundo que vamos a hacer durante esta etapa es anotar los pasajes que necesitan ser reescritos. A pesar del plan y de nuestro sistema de escritura, algunos pasajes no van a sonar tan bien como deberían. Quizá suenan aburridos o simplemente les falta trabajo. Si un pasaje suena aburrido para el escritor, va a sonar aburrido para el lector. Así, en esta etapa, vamos a anotar esos pasajes, pero no vamos a reescribirlos aún. No vamos a reescribirlos porque esto rompería nuestra estrategia de realizar una tarea solamente. En esta etapa estamos mejorando el texto al nivel de la oración. Si nos ponemos a escribir de nuevo, vamos a romper el flujo de edición que llevamos. Repito: cuando escribimos, solo escribimos; cuando editamos, solo editamos.

En las anotaciones que vamos a crear para la reescritura, escribimos el lugar que ocupa el pasaje en la novela y los sucesos del pasaje. No necesitamos más información porque vamos a reescribir el pasaje desde cero. No vamos a reutilizar lo que ya escribimos. En cambio, vamos a escribir una versión totalmente nueva.

No vamos a reescribir los pasajes en estos momentos, pero si vamos a mejorar las oraciones que necesitan trabajo. En esta primera edición de nuestro borrador, vamos a concentrarnos en las oraciones. Por ello, no vamos a reescribimos los pasajes extensos, pero sí vamos a corregimos las oraciones para que suenen mejor. Hay una relación entre esta tercera tarea y la primera: muchas veces el mejorar la gramática y la puntuación de una oración, mejora la calidad de la oración en sí.

Finalmente, en esta primera lectura del borrador, tenemos que corregir las inconsistencias que se pudieron escapar durante la escritura. Por ejemplo, al principio de la novela tenemos una cafetería con dos mesas; pero más adelante, al regresar a esa misma cafetería, la describimos con cuatro mesas. Aunque es posible que la cafetería haya sido renovada, la verdad es que esos detalles generalmente muestran descuido del autor y hacen perder la verosimilitud. Estos detalles vamos a anotarlos y a corregirlos mientras editamos la novela.

Otro tipo de inconsistencia se presenta entre lo escrito en la novela y la realidad. Por eso es también necesario, en esta etapa, verificar los nombres de lugares, personajes y el significado de palabras en general de las cuales no estemos seguros. Durante la escritura, aconsejé marcar las palabras que no recordamos con signos de interrogación y XXX, en estos momentos es cuando debemos verificar y corregir aquellas palabras que marcamos durante la escritura.

Segunda edición

Cómo escribir novelas

Máquina de escribir

Después de terminar la revisión de oraciones, tenemos una lista de pasajes que necesitamos reescribir. Estos pasajes es mejor reescribirlos desde cero. No creo aconsejable tratar de editarlos hasta que suenen mejor. Es mejor crear una versión nueva de esos pasajes. La reescritura es más fácil, rápida y más divertida. La edición repetida de esos pasajes siempre lleva a crear pasajes débiles, poco sólidos y que generalmente no suenan como una unidad. Así, en esta segunda etapa vamos a reescribir todos los pasajes que necesitan ser reescritos.

Una vez reescribimos un pasaje, lo editamos oración por oración antes de incorporarlo de nuevo a la novela. Podemos escribir todos los pasajes que necesitan ser reescritos y luego editarlos. O podemos escribir un pasaje y editarlo tan pronto como terminemos y antes de continuar con el siguiente. No creo que un método sea más eficaz que otro. Lo que sí debemos tener que evitar es el editar cuando estamos escribiendo. Lo repite una vez más: cuando escribimos, escribimos; cuando editamos, editamos.

Una vez hemos reescrito, editado e incorporado esos pasajes en la novela, vamos a pasar al último paso: la revisión

Tercera edición

En estos momentos debemos tener un texto sólido, consistente e interesante. Así que en esta última lectura vamos a leer el texto con ojos críticos. Corregimos lo que haya que corregir y, si aún hay pasajes débiles, los anotamos para reescribirlos.

Ciclo

Ciclo

En cierto modo, esta última etapa es un regreso a la primera etapa de la edición; pero en estos momentos tenemos muchos menos errores que corregir. Asimismo, debe haber menos pasajes para reescribir. Este proceso puede convertirse  en un ciclo sin fin: edición, reescritura, revisión. Podemos repetir este ciclo tantas veces como sea posible. Pero, personalmente creo que después de una o dos pasadas, el texto está listo para ser publicado. La auto-crítica es importante en cualquier artista, pero la imposibilidad de dejar de trabajar en una obra es un impedimento que va a evitar el progreso del autor. En vez de trabajar en una obra hasta una supuesta perfección, es mejor acabar con una obra y empezar un nuevo proyecto. Para ayudar a esta tentación de mejorar un texto infinitas veces, es aconsejable poner un límite: dos ciclos de ediciones o una fecha determinada. Una vez lleguemos a este límite, debemos seguir con el siguiente paso: la publicación.

Palabras finales

La etapa que más toma tiempo en la escritura de una novela es la edición. En esta etapa tomamos el borrador y lo pulimos hasta crear una gran obra. Para ayudar en esta tarea hemos dividido la edición en tres etapas: edición, reescritura y revisión. Este ciclo puede ser aplicado tantas veces como queramos pero, para evitar la tentación de editar el texto infinitas veces, es aconsejable limitar las ediciones a dos. Una vez hemos terminados estas dos ediciones, y gracias a la estrategia de planificación y escritura del primer borrador, debemos tener un texto bastante sólido y listo para publicar. Esa etapa, la publicación, ocupará algunos de los siguientes artículos de este sitio.

Publicado en Artículos y etiquetado , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *