Escribiendo una escena desde un resumen: ejercicio de escritura

Escribir una novela

Escribir una escena

A través de esta serie de ejercicios vamos a escribir una escena completa al mismo tiempo que vamos a familiarizarnos con las partes que componen una novela. Para ello, es buena idea comenzar leyendo el artículo sobre las partes de la novela que se encuentra en este mismo blog:  Los elementos de la novela.

Resumen

Como se mencionó en el artículo, las acciones que componen una novela pueden contarse de dos formas: como resúmenes o como escenas. En esta serie de ejercicios vamos a partir de un resumen y vamos terminar con una escena que cuenta exactamente los mismos eventos. Vamos a tomar el resumen de una novela famosa: Rojo y negro de Stendhal. Es posible, por supuesto, utilizar una idea propia, un resumen de otra novela o una nota periodística.

Antes de pasar al resumen debo mencionar que un resumen tiene, usualmente, más eventos que las acciones que podemos contar en una escena. Por lo cual, vamos a tener que seleccionar tan solo una parte del resumen.

Comencemos, entonces, con el resumen:

… Al marqués de La Mole, reducido a tratar sólo con Julián, le causó gran sorpresa descubrir que tenía ideas. Le hacía leerle los periódicos, y el joven secretario no tardó en saber elegir los pasajes interesantes. Había un periódico nuevo que el marqués aborrecía; había jurado no leerlo jamás, pero todos los días hablaba de él. Julián se reía. El marqués, irritado contra el tiempo presente, quiso que le leyera Tito Livio; le divertía la traducción improvisada del texto latino.

Un día, el marqués, con aquella cortesía excesiva que solía impacientar a Julián, le dijo:

-Permítame, mi querido Sorel, que le regale un traje azul; cuando le acomode ponérselo y acercarse a mí vestido así, será a mis ojos el hermano menor del conde de Chaulnes, o sea, el hijo de mi amigo el viejo duque.  

Julián no comprendía muy bien de qué se trataba; aquella misma noche probó hacer una visita con el traje azul. El marqués le trató como a un igual. Julián tenía un alma digna de sentir la verdadera finura, pero no tenía idea de los matices. Antes de aquel capricho del marqués, habría jurado que era imposible que le tratara con más consideración… (Stendhal, 1994. Rojo y negro. Alianza Editorial. p. 321)

Las acciones

Lo primero que vamos a hacer es crear una lista de las acciones descritas en el resumen. Vamos a comenzar con aquellas que aparecen en el texto y luego vamos a añadir acciones adicionales en medio de las acciones ya descritas.

Las escenas, por su cercanía a la acción, desarrollan los sucesos con más detalles. En otras palabras, a diferencia de los resúmenes que usan acciones generales, las escenas describen los eventos con acciones más específicas. Así, vamos a descomponer las acciones que encontramos en el resumen y vamos a crear una lista de acciones específicas que vamos a utilizar luego en la escritura de la escena.

Descripciones

En esta parte vamos a crear una lista de las personas, escenarios y objetos que aparecen en el resumen. Una vez tenemos la lista, vamos a escribir una descripción para cada uno de estos elementos.

Para la descripción de los protagonistas de la escena tenemos dos posibilidades: crear una descripción física del personaje o crear un perfil completo de este. Es quizá más interesante y útil crear el perfil completo del personaje. Vamos a incluir su descripción física y emocional, la historia del personaje y su participación en la escena desde el punto de vista del personaje. Un buen perfil puede incluso convertirse en una narración en sí misma.

Diálogos

Diálogos

Diálogos

La mayoría de escenas muestra interacciones entre personajes. Esas interacciones son muchas veces verbales. No siempre es necesario escribir estas interacciones en forma de diálogo. Hay muchas conversaciones que son convenciones sociales y que escritas en nuestro relato van a sonar aburridas e innecesarias. Los diálogos deben aportar a la narración y no detener la acción. Es quizá por ello que escribir buenos diálogos es difícil.

Para ejercitar la escritura de diálogos vamos a escribir, en esta parte del ejercicio, un pequeño guion. Vamos a escribir un diálogo que cuente los eventos de nuestro resumen. Podemos utilizar la lista de acciones que escribimos anteriormente y sugerir los sucesos en las oraciones dichas por los personajes. Podemos usar también los perfiles que escribimos y mostrar la personalidad de nuestros personajes en su forma de hablar.

Escena

Finalmente vamos a escribir la escena. Ya hemos ejercitado las partes de esta y ahora va a ser mucho más fácil escribirla. Al finalizar, podemos comparar la forma como contamos los sucesos en el diálogo, los perfiles y la escena con el resumen original.

Más escenas menos resúmenes

Como mencioné anteriormente, podemos utilizar varias fuentes para obtener los resúmenes: novelas, artículos periodísticos, sucesos históricos, etc. O podemos simplemente crear nuestros propios resúmenes basados en las novelas que estamos escribiendo.

Publicado en Ejercicios y etiquetado , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *