Ejercicios de poesía del curso “Sharpened Visions”

Ejercicios de poesía

Ejercicios de poesía

En un artículo anterior describimos cómo la poesía utiliza algunas técnicas y herramientas que pueden ser de utilidad a los novelistas. Las herramientas descritas en aquel artículo pueden ser estudiadas con más profundidad en el curso de Coursera: Sharpened Visions: A Poetry Workshop. Aunque el curso está en inglés, las herramientas y técnicas descritas son igualmente aplicables a la escritura de poemas en español.

Al final de cada lección de este curso se presentan ejercicios para que los participantes escriban un poema. Estos ejercicios me parecieron muy valiosos y por ello decidí traducirlos y publicarlos.  Antes de comenzar con el primer ejercicio quiero agradecer al autor de estos, Douglas Kearney, por permitirme traducir y publicar los ejercicios del curso.

1. El poema encontrado: un nuevo poema en tres sencillos pasos

Busque un párrafo de texto en un libro o en la web y divida este pasaje en diferentes líneas para crear un poema encontrado. Un poema es más que un texto en prosa dividido en líneas, pero este ejercicio puede ayudarle a experimentar con el ritmo y el sonido de una forma rápida.

2. Bien dividido: rompa un bloque de poesía famoso

A continuación se muestra un trozo de poesía que ha sido despojado de la división de las líneas. Las mayúsculas también han sido removidas, a excepción de cuando son gramaticalmente necesarias. Copie el texto dado a continuación y añada las divisiones de las líneas donde crea que deberían ir.

Las cosas viejas, tristes, desteñidas, sin voz y sin color, saben secretos de las épocas muertas, de las vidas que ya nadie conserva en la memoria, y a veces a los hombres, cuando inquietos las miran y las palpan, con extrañas voces de agonizante dicen, paso, casi al oído, alguna rara historia que tiene oscuridad de telarañas, són de laúd, y suavidad de raso.

Texto original de José Asunción Silva: http://www.poemas-del-alma.com/jose-asuncion-silva-vejeces.htm

Escúchelo en la voz de Álvaro Mutis http://amediavoz.com/MutisSilva_Vejeces.rm

3. Cree una naturaleza muerta: sin todas esas manchas de pintura

Siguiendo la tradición de los imaginistas, escriba un poema que describa un objeto. Sea tan literal y vívido como sea posible. Levante el objeto (si es posible), mírelo desde todos los ángulos. Considere su color, su peso, su textura, su material y escriba una imagen.

4. Hola, mi nombre es …: título del poema como catalizador

Piense en el título de un poema, construyendo su nombre de la siguiente manera: El [nombre concreto] de [nombre abstracto]. Por ejemplo: “El queso del Tiempo” o “El mono de la santidad” o “El Cuchillo de filete de la desesperación”. Si un título como estos no lo anima a seguir escribiendo, escriba entonces un poema basado en el título creado.

Nombre como catalizador

5. Usted es tan presumido: cuando una metáfora no es lo bastante fuerte

Como se mencionó en el curso, las metáforas son a menudo más poderosa cuando los objetos que se comparan son muy diferentes. Sin embargo, cuando hay una gran brecha entre el objeto de la metáfora y su figura, tiene que convencer al lector de la validez de su metáfora. Para ello se necesita una presunción. Una presunción es como una metáfora extendida, pero argumenta a favor de la metáfora en sí. “La Pulga” de John Donne, donde argumenta que una pulga es una cama matrimonial, es un buen ejemplo de presunción. ¡Intente crear uno de estos poemas!

La pulga en español: http://blogdelamasijo.blogspot.jp/2012/07/john-donne-la-pulga.html

6. ¡Uno de nosotros! ¡Uno de nosotros!: desarrollando un sistema enfocado de imágenes

Escriba un poema en el que se todas las figuras literarias utilizadas se refieran a un solo tema en particular. Por ejemplo, todas están relacionadas con los insectos, los principios de ingeniería o están conectadas con la ecología de los desiertos. No es necesario apilar todas las figuras; de hecho, utilice moderación si lo desea, pero de manera coherente.

7. Mordiendo rimas: las rimas pueden ser difíciles de crear, dejemos a alguien más que lo haga

¡Es un plan diabólico! Busque un poema que rime. Preferiblemente un poema famoso. A continuación, escriba aparte todos los finales de las rimas -en otras palabras, el final de cada línea. Ahora, sustituya el resto de las líneas que conducen a esas palabras que riman con su propia escritura.

8. Entrene esa vocal: escriba su propio lipograma

Ya leyó el lipograma de Cathy Park Hong, ¿verdad? Ahora es tiempo de escribir su propio lipograma. Elija una vocal y escriba un poema en el cual no utiliza palabras con otras vocales.

9. Camine un metro con un compás ajeno: explorando el ritmo y el sinsentido

La mejor forma de familiarizar su cerebro métrico es escribir sobre el andamiaje de un poema métricamente fuerte. ¿Cómo hacer esto? Busque un poema con un ritmo constante. Léalo en voz alta varias veces para probar el ritmo del poema. A continuación, escriba el poema reemplazando todos los sustantivos, adjetivos y verbos con otras palabras que tengan el mismo patrón de tensiones. No se preocupe si las oraciones resultantes tienen sentido o no, en estos momentos enfóquese solo en los sonidos.

10. Entre en formación: escriba un poema utilizando una forma métrica tradicional

A continuación se presentan una serie de formas que no necesariamente tienen una rima, pero que sí tienen una métrica. Escribir uno de estos poemas. Un consejo: en el primer borrador, tan solo escriba el poema y añada las limitaciones rítmicas durante la fase de revisión.

Alexandrine

blank verse

tanka

Publicado en Ejercicios.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *