Poesía y novela

¿Qué se puede aprender de la poesía para escribir novelas?

Poesía y novela

poesía y novela

La poesía es el género literario que más elabora la palabra. No solamente como un ente con significado pero como un ente sonoro. Quizá por ello la poesía se acerca a la música. Y como la música, la poesía tiene ritmo y melodía.

Además, la poesía utiliza un sin número de herramientas para combinar las palabras y producir efectos sonoros y significativos de ellas. Estas herramientas son las que pueden aprender los novelistas para manipular la palabra y el lenguaje.

La línea

El tamaño de cada verso es una decisión importante que los poetas deben tener en cuenta al escribir un nuevo poema. El tamaño de la línea da musicalidad al poema cuando este es leído. Esa musicalidad también crea significado y expresividad.

En la novela no se utiliza un tamaño de línea continuo. Pero se pueden utilizar tamaños de oraciones diferentes para controlar la velocidad de la narración. Un párrafo con oraciones cortas produce un efecto de velocidad, suena más rápido. En contraste, un párrafo con oraciones largas suena más lento. Es un poco como el galope de un caballo: las oraciones cortas nos dan un galope; las oraciones largas un caminado. La combinación de oraciones largas y cortas nos permite así controlar la velocidad de la narración. Es más, si añadimos acciones a las oraciones cortas, la narración va a sonar más dinámica y veloz.

Objetos concretos y abstractos

Los poetas, más que los narradores, tiene un conocimiento más profundo de las palabras que representan objetos concretos o abstractos. Los poetas combinan estos dos conceptos para crear nuevos significados y sensaciones.

Es esta combinación de lenguaje concreto y abstracto lo que se conoce generalmente como lenguaje poético. No tanto el uso de metáforas, rimas y metros, como la combinación lúdica de ideas concretas y abstractas. Los novelistas pueden pensar en cómo utilizar esta herramienta para crear ambientes en la narración. Creo que el lenguaje poético es de gran ayuda para describir un escenario y para describir la psicología de un personaje en un momento dado. Emociones del instante, reacciones a eventos impresionantes, pueden ser descritos y enriquecidos con el lenguaje poético.

Metáforas

La metáfora es la comparación de dos objetos que a simple vista no parecen conectados. Esta comparación ayuda a dar al objeto una nueva perspectiva, una nueva personalidad.. Hay bastante tipos de metáforas: símil, metonimia, personificación, etc. pero todas ellas pueden pensarse como comparaciones.

El uso de metáforas es ya practicado en la novela, sobre todo en las descripciones donde se usa para facilitar la visualización de un escenario con objetos que son más cercanos al lector. En narraciones más contemporáneas, el uso de las metáforas es una de las herramientas de experimentación más usadas.

Poesía y palabra

La rima

La rima no es solamente el uso de sílabas similares al final de la palabra, pero es el uso cuidadoso de las palabras como sonidos. Creo que la rima, el ritmo y el tamaño de la línea son las herramientas musicales de la poesía. Ellas ayudan a acentuar la sonoridad de las palabras. La rima, especialmente, se enfoca en el sonido mismo de las palabras y la combinación de estas. Entre las herramientas de la rima encontramos el uso de palabras con sonidos similares y repeticiones de sonidos en las palabras adjuntas. Estas herramientas combinadas con el tamaño de la línea ofrecen la posibilidad de controlar la velocidad y sonoridad de un pasaje narrativo.

El ritmo

Por último, el ritmo se refiere a la acentuación de sílabas. Como mencioné en el párrafo anterior, el ritmo, junto con la rima y el tamaño de la línea, incrementan la musicalidad  de un poema o de un pasaje narrativo. Para los narradores es importante aprender a escuchar el ritmo de las oraciones.

La novela no es solo la historia, pero la forma como se cuenta la historia. Dentro de la forma como se cuenta una historia está el control de los sonidos que las palabras y sus combinaciones crean. Esta es la idea principal que la poesía puede enseñar a la narrativa. Las herramientas de la poesía pueden ayudar a los narradores a controlar las palabras.

Del cine a la novela

Del cine a la novela: aprendiendo de los guionistas

Del cine a la novela

Del cine a la novela

Aunque la novelística es un género en sí, la extensión y carácter de la novela permite incluir muchos elementos estilísticos y estructurales. En la novela podemos incluir poemas, cartas, cuentos, documentos y cualquier recurso que ayude a contar la historia. Pero no solo porque podemos introducir estos elementos en la novela, pienso que los escritores deberían explorar otros géneros. Creo que las herramientas utilizadas en otros géneros de escritura pueden ser utilizadas en la novelística. En este y otros artículos quiero explorar y exponer algunos de los elementos provenientes de otros géneros que podrían sumarse al repertorio de recursos de los novelistas.

Los guiones cinematográficos

En este artículo quiero hablar de la escritura de guiones cinematográficos. Es indudable que el cine ha tenido una gran influencia sobre la literatura desde su aparición. La forma como se cuentan las historias en el cine se derivó de la narrativa literaria, pero debido a los límites del cine, éste ha evolucionado y creado su propio lenguaje. Con la popularización del cine, este lenguaje se convirtió en el idioma más común para contar historias. Por este motivo, la novela, el cuento y otro tipo de narraciones se volvieron más cinematográficas desde el siglo XX.

El uso de escenas

Quizá la mayor aportación del cine a la narrativa es el uso de escenas y la reducción en el uso de resúmenes. Es claro de entender el porqué. En un medio visual como el cine es más fácil mostrar sucesos que ocurren en un lugar determinado y en un tiempo determinado, que mostrar sucesos que ocurren a lo largo de un periodo de tiempo. La novela, en cambio, no presenta esta restricción y puede describir lo que pasa en un periodo prolongado de tiempo. Sin embargo, este uso de escenas en vez de la utilización de resúmenes le dio al cine vitalidad y velocidad. Una historia se siente más dinámica cuando vemos (o leemos) a los personajes participar en acciones continuas. La organización en escenas muestra acción tras acción tras acción, y esta secuencia de acciones da vitalidad a la historia.

Más escenas menos resúmenes

La estructura de los tres actos

Por otro lado, los guionistas son quizá los que más han desarrollado la estructura de los tres actos. Esta estructura se originó en los estudios de Aristóteles sobre la tragedia Griega y fue posteriormente vista como un tratado para hacer teatro y, más tarde, cine. Esta es quizá una buena prueba de cómo se retro-alimentan la teoría y la práctica. La teoría muestra modelos que se observan dentro de las obras y estos modelos luego son usados en la práctica. Pero lo importante es que esas observaciones de Aristóteles siguen siendo utilizadas en la construcción de historias para cine y televisión.

Creo que es importante para los novelistas también familiarizarse con esta estructura, ya que es la estructura más básica con la que se puede organizar una novela. En esta estructura, la historia se divide en tres partes. La primera parte presenta un suceso inicial que da inicio a la historia. Este suceso es un acontecimiento que transforma la vida del protagonista. En la segunda parte, el protagonista lucha por resolver los problemas que ese suceso inicial causó, pero en vez de resolver el problema, crea problemas adicionales. En este segundo actos los problemas llegan a su más alto grado de tensión. Es esto lo que conocemos como clímax. Finalmente, estos problemas son resueltos en la tercera parte donde tenemos nuestro final.

El uso de diálogos

El último elemento que podemos aprender de los guionistas es el uso de diálogos. También por el carácter sonoro y los límites temporales del cine y la televisión, los guionistas se ven en la necesidad de desarrollar cuidadosamente los diálogos. Los diálogos tienen funciones específicas en el cine. Los diálogos buscan avanzar la historia o profundizar el conocimiento que el espectador tiene de los protagonistas. Los novelistas deberían también aprender a utilizar los diálogos con cuidado. Preguntarse por qué se utiliza un diálogo y cuál es la función de un diálogo. Este uso cuidadoso de los diálogos va a ayudar a contar la historia de una forma más dinámica.

Como vemos, la escritura de guiones puede ofrecer a los novelistas al menos tres elementos: el uso de escenas, la estructura de los tres actos y el uso cuidadoso de los diálogos. No es de extrañar así que muchos novelistas del último siglo hayan explorado la escritura de guiones. El cine se ha convertido en el medio más popular de contar historias y las herramientas que ha desarrollado pueden ser usadas también en la planeación de la novela.

El método snowflake para escribir novelas

El método Snowflake para diseñar una novela

El método snowflake para escribir novelas

El método snowflake para escribir novelas

Nota del traductor

Esta es una traducción del artículo de Randy Ingermanson sobre el método snowflake publicado en su sitio web. No puedo decir que es una traducción total porque quité la propaganda sobre el libro de Ingermanson. Me pareció que no era necesaria ya que este libro no está disponible en español. La traducción del método en si, sin embargo, es tan fiel al original como pude.

El método snowflake

Escribir una novela es fácil. Escribir una buena novela es difícil. Así es la vida. Si fuera fácil, todos estaríamos escribiendo novelas populares y ganadoras de premios.
A decir verdad, hay miles de personas allá afuera que pueden decir cómo se escribe una novela. Hay miles de métodos diferentes. El mejor para cada persona es el que mejor funcione para cada uno.
En este artículo me gustaría compartir lo que funciona para mí. He publicado seis novelas y he ganado docenas de premios por mi escritura. Además enseño cómo escribir ficción en conferencias de escritores todo el tiempo. Una de mis exposiciones más populares es esta: Cómo escribir una novela usando lo que yo llamo el método “Snowflake”.
Esta página es la más popular de mi sitio web y obtiene miles de visitas por día. Así que pueden adivinar que hay mucha gente que la encuentra útil. Pero puede ser que usted no la encuentre útil, y eso esta bien por mí. Revísela, decida que funciona para usted e ignore el resto. Si este método lo hace vomitar no me voy a sentir ofendido. Diferentes escritores son distintos. Si mi método funciona para usted, me alegra. Voy a hacer mi mejor esfuerzo para organizar las cosas, pero usted decidirá finalmente qué funciona para su caso particular. Disfrute y escriba su novela.

La importancia del diseño

La buena ficción no sucede simplemente, está diseñada. Se puede realizar el diseño antes o después de escribir la novela. Yo lo he hecho de las dos formas y creo fuertemente que hacerlo antes ofrece mejores resultados. El diseño es difícil, por eso es importante encontrar principios de diseño en una etapa inicial. Este artículo ofrece una metáfora poderosa para guiar su diseño.
Nuestra pregunta fundamental es: ¿Como se diseña una novela?
Por muchos años trabajé como arquitecto de diseño de proyectos de software. Yo escribo novelas de la misma forma que escribo software: usando “la metáfora del copo de nieve”. Bueno, ¿cuál es la metáfora del copo de nieve? Antes de seguir adelante, visite este sitio web.
imagen de un copo de nieveEn la parte superior, puede apreciar un patrón conocido como un fractal de un copo de nieve. Este es un objeto matemático importante que ha sido estudiado ampliamente. Para nuestro propósito, es solo un boceto de un copo de nieve. Si baja un poco en la página verá un cuadro con un gran triángulo en él y flechas en la parte inferior. Si presiona el botón de la derecha repetidamente, podrá ver los pasos usados para crear el copo de nieve. No parece un copo de nieve al principio, pero después de unos pasos, se verá más y más como un copo de nieve hasta que se completa.
Los primeros pasos se verán así:

snowflake interacción 1snowflake interacción
snowflake interacción 3snowflake interacción 4

Yo digo que es así como se diseña una novela — se comienza con algo pequeño, luego se construyen capas encima hasta que parezca una historia. Parte de este proceso es trabajo creativo y yo no puedo enseñar eso. No aquí de todas formas. Pero parte del trabajo es manejar su creatividad — organizarla en una novela bien estructurada. Esto es lo que quiero enseñar acá.

Si usted es como la mayoría de la gente, pasará mucho tiempo pensando en la novela antes de empezar a escribirla. De pronto hará algo de investigación. Soñará sobre cómo la historia va a funcionar. Hará una lluvia de ideas. Empezará a escuchar las voces de los diferentes personajes. Pensará sobre lo que va a tratar el libro — el tema profundo. Esta es una parte esencial de cada libro que se llama “abonar”. Es un proceso informal que cada escritor hace de una forma diferente. Voy a asumir que usted sabe cómo abonar las ideas de su historia y que ya tiene una novela bien abonada en su mente y está listo para sentarse y escribir esa novela.

Los diez pasos del diseño

Pero antes de comenzar a escribir, debe organizarse. Necesita poner todas esas maravillosas ideas en el papel de un modo que pueda utilizar. ¿Por qué? Porque la memoria falla y la creatividad probablemente ha dejado muchas lagunas en su historia — lagunas que tiene que rellenar antes de comenzar a escribir la novela. Usted necesita un documento de diseño. Y necesita producirlo en un proceso que no elimine su deseo de escribir la novela en sí. Aquí está mi proceso de diez pasos para escribir el documento de diseño. Yo utilizo este proceso para escribir mis novelas y espero que lo ayude a usted también.

Paso 1) En una hora escriba una oración que contenga el resumen (tema) de su novela. Algo como: “Un físico loco viaja en el tiempo para matar al apóstol Pablo.” (Este es el tema de mi primera novela, Transgression.) Esta oración servirá eternamente como una herramienta de mercadeo de 10 segundos. Esta es una visión amplia de la historia, análogo al primer gran triángulo en el dibujo del copo de nieve.

Más tarde cuando tengan que escribir una propuesta para publicación, esta oración debe aparecer en las partes iniciales de la propuesta. Es el anzuelo que venderá su novela al editor, a los vendedores, a los dueños de librerías y finalmente a los lectores. ¡Así que escríbala lo mejor que pueda!

Algunos consejos para crear una buena oración:

  • Entre más corta, mejor. Trate de que tenga menos de 15 palabras.
  • ¡No introduzca los nombres de los personajes! Es mejor decir “un trapecista minusválido” que “Jane Doe”.
  • Una la visión amplia con la visión del personaje. ¿Qué personaje tiene más en juego en la historia? Ahora cuénteme qué es lo que quiere el personaje.
  • Lea las propagandas de los libros más vendidos en el New York Times para aprender cómo se hace. Escribir un tema en una oración es un arte.

Paso 2) Utilice una hora para expandir esa oración y escriba un párrafo completo que describa el inicio de la historia, los mayores conflictos y el final de la novela. Este paso es análogo al segundo paso en la formación del copo de nieve. Me gusta estructurar una historia como “tres conflictos más un final”. Cada conflicto toma un cuarto del libro para desarrollar y el final utiliza el último cuarto. No sé si esta estructura es la ideal, pero es la que me gusta.

Si cree en la estructura de los tres actos, entonces el primer conflicto corresponde al final del primer acto. El segundo conflicto es en la mitad del segundo acto. El tercer conflicto es al final del segundo acto, y conlleva al tercer acto donde se desenvuelve todo. Está bien que el primer conflicto sea causado por circunstancias externas, pero creo que el segundo y el tercer conflicto deben ser causados por los intentos que hace el protagonista para “resolver las cosas”. Todo empeora cada vez más.

También puede usar este párrafo en su propuesta. Idealmente, el párrafo debe tener cinco oraciones. Una oración que muestre el fondo y la preparación de la historia. Una oración para cada uno de los conflictos. Una oración más para el final. No confunda este párrafo con el texto que aparece en la contraportada del libro. Este párrafo resume toda la historia. El texto en la contraportada debe resumir solamente el primer cuarto de la historia.

Paso 3) El paso anterior nos da un resumen global de la novela. Ahora necesita algo similar para las líneas de cada uno de sus personajes. Los personajes son la parte mas importante de cualquier novela, y el tiempo que invierta en diseñarlos ahora va a ser muy valioso cuando comience a escribir. Para cada uno de los personajes principales, utilice una hora para escribir un resumen de una página que nos diga:

  • El nombre del personaje
  • Una oración que resuma la historia del personaje
  • La motivación del personaje (¿Qué es lo que quiere el personaje de una forma abstracta?)
  • El objetivo del personaje (¿Qué quiere concretamente?)
  • El conflicto del personaje (¿Qué lo previene para alcanzar su objetivo?)
  • La epifanía del personaje (¿Qué aprende, cómo cambia?)
  • Un párrafo con el resumen de la historia del personaje.

Un punto importante: va a sentir que necesita regresar a revisar la oración o el párrafo que resume la historia. ¡Adelante! Esto es bueno. Quiere decir que los personajes le están enseñando algo sobre la historia. Está bien en cualquier parte del proceso de diseño regresar y revisar etapas anteriores. La verdad no es solamente aceptable, es inevitable. Y esto es bueno. Cualquier revisión que haga en estos momentos es una revisión menos que va a tener que hacer en un manuscrito inicial de 400 páginas.

Otro punto importante: no necesita ser perfecto. El propósito de cada paso es ayudarlo a avanzar al paso siguiente. ¡Mantener el progreso! Más tarde, cuando entienda mejor la historia, puede regresar a corregir los errores. Esto va a pasar de todas maneras, a no ser de que usted sea mucho más inteligente que yo.

Paso 4) Ahora debería tener una buena idea de la estructura de la novela, y solo ha gastado un par de días en ello. Bueno, la verdad, quizá haya gastado una semana en ello, pero no importa. Si la historia no funciona lo sabremos en estos momentos, y no después de invertir 500 horas escribiendo el primer borrador. Así que ahora vamos a seguir haciendo que la historia crezca. Utilice unas cuantas horas y expanda cada oración del párrafo del resumen en un párrafo completo. Todos los párrafos a excepción del último deben terminar en un conflicto. El párrafo final debe contar cómo termina el libro.

Esta parte es divertida y, al final de este ejercicio, ya tendremos, en una página, un buen esqueleto de la novela. Está bien si no se puede poner todo en una sola página con interlineado sencillo. Lo que importa es que está creciendo las ideas que estarán en la historia. Está expandiendo el conflicto. Ahora debería tener listo un resumen que puede ser usado como una propuesta, sin embargo, hay otras mejores alternativas para las propuestas…

Paso 5) Utilice uno o dos días para escribir una página que describa cada uno de los personajes principales y media página para describir otros personajes importantes. Estos “resúmenes de los personajes” deben contar la historia desde el punto de vista de cada personaje. Como siempre, siéntase libre de regresar a cualquiera de los pasos anteriores para hacer revisiones una vez aprenda cosas importantes de los personajes. Generalmente este es el paso que más disfruto y últimamente he estado enviando estos “resúmenes de los personajes” en la propuesta editorial en vez de un resumen del argumento. A los editores les fascinan los resúmenes de los personajes porque a ellos les gusta la ficción basada en personajes.

Paso 6) En estos momentos, ya debe tener un argumento sólido de la historia y varios hilos narrativos, uno por cada personaje. Ahora, utilice una semana para expandir el resumen de la novela de una página a cuatro páginas. Básicamente, estará expandiendo cada párrafo del paso cuatro (4) a una página completa. Esto es bastante divertido porque en estos momentos está entendiendo la lógica de la historia y está tomando decisiones estratégicas. Aquí, definitivamente, va a querer regresar a arreglar cosas en los pasos anteriores al tener una perspectiva más profunda de la historia y al tener nuevas ideas que saltarán a su cara.

Paso 7) Utilice otra semana y expanda la descripción del personaje a un perfil completo del personaje que contenga todo lo que se debe saber acerca del personaje. Las cosas típicas como la fecha de nacimiento, la descripción, la historia, la motivación, los objetivos, etc. Lo más importante es: ¿cómo va a cambiar el personaje al final de la novela? Este es una ampliación del trabajo hecho en el paso tres (3), y va a enseñarnos bastante acerca de los personajes. Probablemente regresará para revisar los pasos anteriores (1-6) porque los personajes comenzarán a volverse “reales” y comenzarán a hacer exigencias petulantes sobre la historia. Esto es bueno — la buena ficción es dirigida por los personajes. Utilice tanto tiempo como sea necesario porque aquí está ahorrando tiempo que gastaría más adelante. Cuando haya terminado este proceso, (y quizá tome un mes de continuo trabajo), tendrá lo que necesita para escribir la propuesta. Si usted es un novelista que ya ha publicado, puede escribir la propuesta editorial y vender la novela antes de escribirla. Si no ha publicado antes, tendrá que escribir la novela en su totalidad antes de poder venderla. No, no es justo, pero la vida no es justa y el mundo de la ficción es especialmente injusto.

Paso 8) Acá podrá esperar o no a que su libro sea vendido. En algún momento, tendrá que escribir la novela en sí. Antes de hacerlo, hay un par de cosas que puede hacer para que la tarea traumática de escribir el primer borrador sea más fácil. Lo primero es coger el resumen de la historia de cuatro páginas y hacer una lista de todas las escenas que va a tener que escribir para convertir la historia en una novela. La forma más fácil de hacer esta lista es… en una hoja de cálculo.

Por alguna razón, esta tarea asusta a muchos escritores. ¡Oh, qué horror! Supérelo. Si aprendió a usar un procesador de palabras, las hojas de cálculo son más fáciles de usar. Va a tener que hacer una lista de escenas y las hojas de cálculos fueron inventadas para hacer listas. Si necesita un tutorial, compre un libro. Hay miles de libros y alguno de ellos funcionará para usted. Le tomará menos de un día aprender lo que necesita. Será uno de los días más valiosos que tenga. Hágalo.

Cree una hoja de cálculo que describa las escenas que salen del resumen del argumento de cuatro páginas. Cree una línea por cada escena. En una columna escriba el punto de vista del personaje. En otra columna cuente qué pasa. Si quiere más detalles, añada otra columna que diga cuantas páginas espera escribir para cada escena. Una hoja de cálculo es ideal porque deja ver toda la historia de una forma fácil y es fácil mover las escenas para reordenarlas.

Mis hojas de cálculo generalmente terminan con más de 100 líneas, una para cada escena de la novela. Mientras desarrollo la historia, creo nuevas versiones de la hoja de cálculo de la historia. Esto es muy valioso para analizar la historia. Puede tomar una semana para crear una buena hoja de cálculo. Cuando termine, puede añadir una columna para los capítulos y asignar un capítulo a cada escena.

Paso 9) (Opcional. Yo ya no hago este paso). Regrese al procesador de palabras y comience a escribir una descripción narrativa de la historia. Tome cada línea de la hoja de cálculo y expándala a una descripción de varios párrafos de la escena. Añada cualquier línea de diálogo que piense y esboce el conflicto esencial de la escena. Si no hay ningún conflicto, usted se dará cuenta en ese instante y podrá añadir un conflicto o borrar la escena.

Antes escribía una o dos páginas por capítulo y comenzaba un nuevo capítulo en una página aparte. Luego imprimía todo y los ponía en un cuaderno con hojas sueltas, así podía intercambiar los capítulos de lugar sin desordenar los otros. Este proceso me tomaba más o menos una semana y resultaba en un documento de 50 páginas que revisaba con tinta roja mientras escribía el primer borrador. Todas las buenas ideas que se me ocurrían al despertar las escribía a mano en las márgenes de este documento. Esta es una forma fácil de crear el resumen detallado que muchos escritores parecen odiar. Pero es divertido hacerlo si se han desarrollado los pasos anteriores primero, del (1) hasta el (8). Cuando yo hacía estos resúmenes no se los mostraba a nadie, mucho menos al editor — era solo para mi. Me gusta pensar que este era un prototipo, el primer borrador. ¡Imagínense crear un borrador en una semana! Si, usted puede hacerlo y es un tiempo bien gastado. Pero para ser honestos, yo siento que ya no necesito este paso así que ya no lo hago.

Paso 10) En este momento, solo siéntese y comience a escribir el primer borrador real de la novela. Va a sorprenderse de lo rápido que la historia vuela de sus dedos. He visto escritores de ficción que aumentan la velocidad de escritura en un abrir y cerrar de ojos al mismo tiempo que producen un mejor borrador.

Podría pensar que toda la creatividad de la historia se ha extinguido en estos momentos. Pues no, no a no ser que exageró los pasos anteriores mientras desarrollaba el método Snowflake. Esta es la parte más divertida porque hay muchos pequeños problemas lógicos que va a resolver en esta etapa. ¿Cómo el héroe se bajó del árbol rodeado por cocodrilos y rescató a la heroína que estaba en un bote en llamas? ¡Este es el momento de resolverlo! Pero es divertido porque ya sabe que la estructura general de la novela funciona. Ahora tiene que resolver un grupo de problemas limitado y por ello puede escribir más rápidamente.

Esta etapa es increíblemente divertida y emocionante. He escuchado muchos escritores quejarse de lo difícil que es escribir el primer borrador. Invariablemente, es porque ellos no saben que es lo que va a pasar después ¡Qué pena! ¡La vida es muy corta para escribir así! No hay ninguna razón para gastar 500 horas escribiendo un primer borrador mediocre cuando se puede escribir uno sólido en 150 horas. Contando las 100 horas que toma la creación del documento de diseño, aun es un tiempo más corto.

En la mitad del primer borrador me tomo un respiro y arreglo las partes que no funcionan de mi documento de diseño. Sí, el documento de diseño no es perfecto. Y eso está bien. El documento de diseño no está hecho de cemento, son una serie de documentos que crecen mientras se desarrolla la novela. Si está haciendo el trabajo bien, al final del primer borrador se reirá de que tan malo fue el documento de diseño original. Y estará sorprendido de la profundidad de la historia que ahora tiene.

Por muchos años he enseñado el método Snowflake a cientos de escritores en conferencias. También he tenido este artículo publicado en este sitio web por mucho tiempo y este ha recibido más de 2’400.000 visitas. Lo he escuchado de muchos, muchos escritores. Algunos aman el método Snowflake; otros no. Mi actitud es que si funciona para usted úselo. Si solo parte del método funciona para usted, use solo esas partes. Yo escribo mis propias novelas usando el método Snowflake. No es fácil — necesita bastante trabajo. Por mucho tiempo lo hice de la forma difícil, utilizando Microsoft Word para escribir el texto y Microsoft Excel para manejar la lista de escenas. Desafortunadamente, ninguna de estas herramientas maneja bien la estructura de la ficción. Finalmente me di cuenta que sería mucho más fácil desarrollar el método si tuviera las herramientas diseñadas para escribir ficción.

Así que un día decidí crear esa aplicación. Quería algo que automatizara cada paso que podía ser automatizado. El resultado fue un paquete de software comercial que llamo Snowflake Pro. Hace el desarrollo del método mucho más fácil y está haciendo lo mismo para muchos escritores.

Snowflake Pro SoftwareSnowflake Pro hace el desarrollo del método rápido, fácil y divertido. Funciona en Macs, Windows y Linux. En estos momentos estoy dando una promoción especial que ofrece un 50% de descuento de esta herramienta para cualquiera que tenga una copia de mi libro Writing Fiction for Dummies.

Conozca más sobre Snowflake Pro

 

Firma de Randy Ingermanson

Randy Ingermanson, Ph.D.

Sobre el autor

Randy IngermansonRandy Ingermanson es un físico teórico y es el autor de seis novelas que han ganado varios premios. Él ha enseñado en varias conferencias de escritores y ha publicado la revista virtual gratis Advanced Fiction Writing E-zine, la más grande del mundo sobre la escritura de ficción con más de 13,000 lectores.

Save

Save

Save

Escribir una novela

Los elementos de la novela

Escribir una novela

Los elementos de la novela

Antes de escribir una novela es bueno saber los elementos que la componen. Estos elementos son nuestra materia prima. La combinación de estos elementos narrativos crean una novela. La combinación artística de estos elementos crea una gran novela literaria.

Vamos a comenzar primero describiendo los elementos básicos de la novela. Estos son: el argumento, los personajes y los escenarios.

El argumento

El argumento es la historia en sí. Las acciones que pasan a lo largo de la novela. Aunque a veces se habla de novelas sin argumento en la literatura contemporánea, esto no es realmente cierto. Toda novela tiene acciones y la suma de estas acciones crea el argumento. Lo que sí podríamos afirmar es que hay novelas sin conflicto, sin clímax. Pero en estas novelas aún encontramos acciones.

Para construir una novela necesitamos organizar de alguna manera las acciones que componen el argumento. Esto incluye decidir si vamos a utilizar más de una línea narrativa y qué herramientas vamos a utilizar para contar la historia. Quizá la forma más sencilla de organizar el argumento de una novela es utilizando la estructura de los tres actos y un narrador omnipresente. En esta estructura tenemos un primer acto que contiene una acción inicial que da inicio a la historia. La acción inicial es, generalmente, un suceso fuera de lo común que le sucede al personaje principal y que lo mueve a tomar acciones que no tomaría en su vida diaria.

Durante el segundo acto, los conflictos por los cuales el personaje atraviesa son cada vez más complejos hasta que finalmente llegamos a un clímax. El clímax es el conflicto más intenso que encontramos en la historia y es ubicado en el segundo acto.

El tercer acto es el final. En este acto se resuelven todos los conflictos y el personaje regresa, cambiado o no, a su rutina normal. Así, el tercer acto es utilizado para resolver los conflictos que se crearon en el primer y tercer acto.

Estos tres actos pueden encontrarse con diferentes nombres: 1. planteamiento, nudo y desenlace; 2. inicio, medio final. Pero la verdad no importa qué nombre se les dé, lo importante es saber cómo podemos planear una novela utilizando esta estructura. Para ello debemos definir los momentos esenciales antes de sentarnos a escribir el primer borrador de la novela. Los momentos, o acciones, esenciales son:

  1. ¿Cuál es la acción inicial?
  2. ¿Cuál es el clímax?
  3. ¿Qué pasa al final?

Si se contestan estas tres preguntas podemos comenzar a escribir una historia que siga la estructura de los tres actos.

Los personajes

Los personajes o caracteres son las personas que toman parte de la historia. Los personajes son una parte esencial de la novela porque sin ellos no pueden haber acciones. El argumento son acciones que le suceden a los personajes. Sin personajes no hay acciones y sin acciones no hay historia que contar.

Por el motivo anterior es importante desarrollar a los personajes antes de escribir el primer borrador. Crear un perfil para cada uno de los personajes principales es la mejor forma de hacerlo. En estos perfiles podemos incluir una descripción física y mental de los personajes. Pero creo que la mejor forma de crear el perfil es contando la historia desde el punto de vista del personaje. Esto le permitirá al escritor conocer más íntimamente al personaje y, asimismo, conocer más íntimamente la historia.

No olvidemos que el narrador es también un personaje. Una de las decisiones que tenemos que tomar antes de escribir el primer borrador es quién va a ser el narrador. ¿Quién va a contar la historia? Como mencioné anteriormente, el narrador omnipresente en la estructura de los tres actos es quizá el más fácil de desarrollar. El narrador omnipresente lo ve todo, lo sabe y todo y cuenta la historia en tercera persona. En sí, es el dios de la historia a contar.

Los escenarios

Los escenarios son los lugares donde pasan las acciones del argumento. En los escenarios interactúan los personajes y de estas interacciones nacen las acciones que conforman la historia.

Los escenarios son importantes para dar verosimilitud a la historia. Además, los escenarios, en gran medida, definen el género de la novela. La misma acción puede tener lugar en una ciudad moderna, en una ciudad romana o en marte. Por supuesto, éste no es el único elemento que da el género a la novela pero es uno de los principales. Por ello debemos desarrollar los escenarios mientras escribimos la novela.

Elementos de la novela

Componentes del argumento

Estos son los tres elementos básicos de las novelas. Para escribir una novela necesitamos primero definir estos tres elementos: definir cuál va a ser el argumento, cuáles los personajes y cuáles los escenarios. Una vez tengamos estos elementos definidos podemos usar los componentes del argumento para organizar las acciones de la historia. Estos son:

Las escenas

Las historias se dividen en bloques más pequeños que describen un suceso en un lugar determinado. Este suceso es lo que conocemos como escena. En una escena pueden pasar uno o varios sucesos, pero lo que define la escena es que tiene lugar en un escenario determinado. Si los personajes cambian de escenario, generalmente tenemos dos escenas diferentes.

Los resúmenes

Aunque la mayoría de la historia se cuenta utilizando las escenas, a veces es necesario contar sucesos que pasan en un periodo largo de tiempo. Para ello utilizamos los resúmenes. Es mejor evitar el uso de resúmenes, pero estos son útiles cuando, por ejemplo, se quiere describir una rutina o narrar algo del pasado rápidamente.

¿Más divisiones?

El argumento se organiza utilizando escenas y resúmenes. Estos componentes a su vez cuentan con elementos que son usados para construirlos. Estos son las acciones, descripciones y diálogos.

Las acciones

Las acciones muestran la interacción física de los personajes entre sí y de los personajes con los escenarios. Esta es la herramienta que más va a ayudar para adelantar la historia. Como se mencionó, la historia es una colección de acciones.
Cada escena tiene al menos una acción. Esta acción debe ayudar a contar la historia. De otra forma no hay muchas razones para mantenerla en la historia.

Las descripciones

Las descripciones muestran los detalles de los escenarios y de los personajes. Las descripciones van a ayudar a dar personalidad al personaje tanto física como psicológicamente. No es, sin embargo, la única herramienta que se puede usar para conocer a los personajes. También podemos usar acciones y diálogos para dar a conocer al lector el carácter del personaje.

Los diálogos

Los diálogos son las interacciones verbales entre los personajes. Incluyendo los monólogos que son interacciones verbales de un personaje consigo mismo. Los diálogos deben ayudar a avanzar la historia o mostrar detalles desconocidos de la personalidad del personaje.

Conclusión

Podemos decir que para construir una novela podemos crear primero los elementos básicos de la novela. Escribir el argumento, un perfil para cada personaje y para cada escenario. Una vez tenemos estos tres bloques comenzamos a escribir las escenas y resúmenes que conforman la historia. Para construir las escenas utilizamos acciones, descripciones y diálogos.

Todos los métodos para escribir novelas utilizan estos elementos o herramientas para estructurar la novela y la creación de la novela. En este sitio exploramos varios de estos métodos y exploramos también los diferentes elementos aquí descritos. Pero para crear una novela lo más importante es es escribir.

Save

Qué es una novela

Qué es la novela

Qué es una novela

Qué es una novela

¿Qué es la novela? Es difícil responder a esta pregunta. Todos tenemos un concepto de novela pero es difícil plasmar este concepto en palabras. Esto es quizá debido a que la novela es un género muy flexible que permite infinidad de elementos. En la novela podemos agregar cartas, diarios, poemas, relatos y un sin número de otros elementos que puedan aportar a la historia que se cuenta. También es difícil definirla por la cantidad de géneros en los cuales la novela se ha desarrollado: histórica,  negra, literaria, por nombrar algunos. Sin embargo, si tenemos que dar una definición de qué es la novela podemos recurrir a los elementos que encontramos frecuentemente:

  1. es una obra de ficción,
  2. es una obra escrita en prosa,
  3. es una obra de una duración considerable.

Podemos decir entonces que la novela es un escrito de ficción en prosa de cierta extensión. Esta definición no es muy lejana de la que nos da el Diccionario de la lengua de la Real Academia Española: “obra literaria narrativa de cierta extensión”.

Ahora, pensemos cómo podemos usar esta definición para escribir novelas.

La novela es una obra de ficción

La novela narra hechos ficticios. Incluso las novelas históricas y novelas autobiográficas incluyen elementos tomados del mundo ficticio. Y quizá se pueda decir lo contrario: incluso las novelas totalmente de ficción contienen aspectos tomados de la realidad. Muchos cursos y textos de escritura creativa aconsejan basar a los protagonistas en personas reales. Este consejo es dado para dar más verosimilitud al personaje y para que el escritor conozca al personaje mucho más íntimamente. Al escribir una novela podemos pensar en esa combinación de ficción y realidad. Podemos utilizar esa combinación de ficción y realidad para nuestro beneficio. Y también podemos pensar en esa combinación para no tener miedo de incluir hechos reales en la novela o ficcionar estos hechos.

Que es una novela

La novela es una obra escrita en prosa

El lenguaje literario más usado en la novela es la prosa. Esto no quiere decir que no podamos utilizar versos en ella. Como se mencionó al inicio de este artículo, la novela es un género muy flexible que permite la inclusión de un variado número de elementos. También es importante pensar qué podemos aprender de las herramientas poéticas para utilizar en las novelas que escribamos. A mi mente llega el ritmo, las metáforas y la musicalidad que da el tamaño de las líneas. Todas estas son herramientas que podemos usar y que ya han sido usadas en la escritura de las novelas. Pensemos por ejemplo el dramatismo que da el utilizar un párrafo con una sola línea. Esta técnica permite enfatizar lo que estamos diciendo en esa línea; además va a cambiar el ritmo de lectura.

La novela es una obra de duración considerable

La novela es una obra generalmente larga. La mayoría de novelas superan las 100 páginas y muchas de ellas llegan a tener más de 500 páginas. Esto permite desarrollar la historia y a los personajes de una manera mucho más profunda que lo que se puede hacer en un cuento, por ejemplo. En la novela podemos mostrar al personaje de una forma íntima. Además podemos tener varias líneas narrativas y varios puntos de vista. Es importante entender que esa extensión y esa libertad que nos da la extensión de la novela nos obliga a trabajar en la estructura más detalladamente.

Ahora, no estoy diciendo que el tamaño es lo que diferencia el cuento de la novela. Pero quizá las características que diferencian a los dos géneros son debidas a la extensión de cada una. El cuento tiene que ser más conciso, centrarse en un hecho concreto. La novela debe desarrollar más a los personajes, profundizar el hecho que narra.

La novela es un género muy flexible que podemos definir como un género de ficción en prosa de una extensión considerable. Esta flexibilidad que nos da la novela nos permite aprender de otros géneros y utilizar las herramientas de otros géneros para construir una novela. Así que es bueno para un novelista escribir cuentos, poemas o guiones. Todos estos escritos van a ayudar a desarrollar multitud de habilidades que pueden ser luego utilizadas para escribir una novela.

Save

Save

Save